El Jam Hostel y la economía solidaria

La economía solidaria

La economía solidaria es un nuevo modelo de economía más sostenible, más justa y que antepone las personas y el medio ambiente por encima del máximo beneficio. La llamada Red de Economía Solidaria (XES) intenta fortalecer la economía solidaria desde una perspectiva transformadora y engloba organizaciones que siguen principios de democracia, transparencia, igualdad, sostenibilidad, entre otros.

xesfesc2

Podemos considerar que una organización hace y contribuye a la economía solidaria: 1) cuando en sí misma y en su funcionamiento (ya sea en formato empresa o cooperativa) persigue estos principios descritos, 2) cuando la actividad o servicio que desarrolla sigue también criterios sociales y sostenibles.

¿Por qué el proyecto del Jam Hostel forma parte de la economía solidaria?

1) Como organización

Se trata de un formato de organización pequeño que permite un trato directo y rutinario con el conjunto de las personas que la forman. Por el tipo de forma jurídica su estructura presenta una ligera jerarquía, pero la relación entre las personas trabajadoras es de gran transparencia. La gestión de la organización y las decisiones más importantes se toman desde la estructura fundadora, pero siempre con la máxima comunicación y participación posible de las personas trabajadoras. Destaca la figura de dos mujeres y un hombre como socio/as fundadoras. En cuanto a la igualdad de sueldos para los diferentes puestos de trabajo las remuneraciones por hora son igual para todos/as, los contratos laborales son indefinidos y los sueldos y la horquilla salarial son justos.

El albergue cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental que trata aspectos como la reducción, reutilización y reciclaje, la eficiencia y ahorro de energía y agua, la comunicación y educación ambiental entre el equipo, el uso de energías renovables, el aislamiento térmico y acústico, entre otros. Apuesta por la economía social, colectiva y basada en la proximidad y es por eso que colabora con proveedores locales y / o socialmente responsables. Respecto al consumo responsable procura utilizar productos de limpieza y de higiene personal poco nocivos para el medio ambiente, tener papel reciclado para el uso diario, utilizar material de oficina certificado, así como promover un consumo de alimentos que sea de proximidad , de comercio justo y/o ecológico (como el té y el café que ofrecemos de forma gratuita a lo largo de todo el día). En relación a los servicios, colabora con organizaciones que siguen una ética similar: cooperativa energética, planes de inclusión social, banca ética, etc. En dos de los servicios más importantes como son la limpieza y la lavandería trabajamos con una entidad de inserción laboral (limpieza) y una entidad que trabaja para mejorar la vida de las personas con inteligencia límite (lavandería). También promociona actividades saludables como el yoga (diariamente) y una movilidad limpia de emisiones (desplazamiento en bicicleta y a pie).

En el aspecto más comunitario el proyecto busca el acercamiento al barrio creando descuentos para familiares y amigos de vecinos que se alojan, así como organizaciones de la zona. También busca trabajar con proveedores vecinos para las diferentes compras de productos habituales.

2) Como actividad o servicio que desarrollamos

Creemos que las ciudades (y todavía con más énfasis Barcelona) necesitan trabajar por un modelo de turismo regulado y equilibrado. Por eso es importante la existencia de alojamientos que incorporen la perspectiva de la sostenibilidad como centro del proyecto, con un impacto medioambiental reducido e integrados en la vida de los barrios.

Nosotros ofrecemos una alternativa para los visitantes de todo el mundo que quieren convivir de manera responsable sin generar un impacto negativo en la ciudad y que quieren alejarse de un modelo de masificación turística. El pequeño formato, es decir, la empresa familiar permite un trato cercano y un intercambio de información y experiencias con los visitantes, facilitando la interacción y la posibilidad de que conozcan nuestro proyecto y el actual conflicto con el turismo que sufre la ciudad. El proyecto también rechaza ofertas turísticas que contribuyan a la masificación, entre otras muchas actividades, tours con grupos grandes que generen un impacto negativo en el entorno y no tengan una relación real con la cultura del territorio. Otros aspectos importantes tienen que ver con la organización de eventos sociales, ambientales y culturales que permitan una interacción del visitante con la gente local, así como con el acercamiento y la convivencia con el barrio dando servicio a los mismos vecinos que necesiten alojar gente.

Ofrecemos nuestro espacio (tanto alojamiento como uso de nuestras salas) con una intención de aportar conocimiento y experiencia en la ciudad más allá de un turismo centrado en “consumirla”. Por eso apostamos por convertirnos en un espacio de referencia para que entidades, asociaciones y empresas internacionales o locales (sociales, ambientales o culturales) vengan a desarrollar sus actividades (workshops, estancias de intercambio, congresos, festivales, etc), entre otras cosas.

Mejora continua del proyecto de economía social

El llamado Balance Social es la herramienta que describe y mide las aportaciones sociales, laborales, profesionales y ecológicas de las organizaciones a lo largo de un ejercicio. El Jam Hostel ha realizado su primer balance social, que le permitirá estar en continua revisión de las acciones de las personas que lo conforman y de su funcionamiento, persiguiendo así su propósito social y solidario.